Posts filed under ‘Vida con Dios’

Es mejor tu crecimiento que tu comodidad

Buenas noches amigos:

Ya pasó mucho tiempo desde que escribí mi último post y pues… estoy listo para volver a empezar.

Este año está a menos de dos meses de terminar y ha sido un año de muchos retos y pruebas. En algunas de las pruebas que nos tocan pasar tal vez muchas veces pensemos y nos preguntemos ¿Por qué? ¿Si yo me porto bien, si soy bueno, si busco de Dios, por qué me pasa esto a mí? y muchas veces renegamos de lo que nos está tocando vivir.

Esta es una tendencia normal del ser humano… así era el pueblo de Israel, al salir de Egipto Dios los hizo libres, ya no eran más esclavos. Sin embargo ellos estaban acostumbrados a ciertos lujos que la libertad que Dios les había dado no les permitía tener, y eso los frustraba y renegar de la libertad que habían obtenido.

Sin embargo sus limitaciones y problemas actuales eran simplemente la antesala para lo mejor que estaba por venir a sus vidas… sin embargo ellos renegaron y no creyeron que venía lo mejor. No lograron entrar a la tierra prometida durante 40 años… simplemente no estaban listos.

Con cada prueba, problema, situación dificil Dios nos quiere enseñar algo nuevo, lo cual nos hará crecer. A Él le interesa que crezcamos y cada vez nos acerquemos a tener el carácter de Cristo, no le importa como ocurra, por el no está interesado en nuestra comodidad, si no en nuestro crecimiento. El es un padre que nos ama y no uno que nos consciente.

Así que si tu estás en medio de una situación dificil, pregúntale a Dios ¿Qué debo aprender con esto? no vaya a ser que por no aprender la lección, te toque repetirla una y otra vez. Creeme es exquisito cuando pasas la prueba sabiendo que lograste crecer y dar un paso más hacia tu tierra prometida. El mismo Job le dijo a Dios, cuando había terminado de pasar duras pruebas en su vida: “De oídas te había oído pero ahora mis ojos te ven”.

Este video lo expresa mucho mejor:

Para esta hora he llegado

noviembre 11, 2012 at 11:36 pm Deja un comentario

Jesús siempre está presente… abre tus ojos antes.

Días después que mataron a Jesús, dos de sus seguidores iban camino a Emaús, hablando acerca de lo acontecido. De repente una persona que también iba en el camino, se les une a la plática. Esta persona era Jesús, quién ya había resucitado; sin embargo ellos no lo reconocen.

“Y he aquí, dos de ellos iban el mismo día a una aldea llamada Emaús, que estaba a sesenta estadios de Jerusalén. E iban hablando entre sí de todas aquellas cosas que habían acontecido. Sucedió que mientras hablaban y discutían entre sí, Jesús mismo se acercó, y caminaba con ellos. Mas los ojos de ellos estaban velados, para que no le conociesen.”

Lucas 24:13-16.

Mientras iban por el camino, esta persona les explicaba por qué era importante que su líder muriera, les hablaba que esto ya estaba escrito en el pentateuco, en los salmos, en los libros proféticos, etc.

Cuando estaba a punto de obscurecer, se detienen llegan a Emaús e invitan a este personaje a cenar con ellos, él dirige la oración y reparte el pan. En ese momento los ojos de los dos seguidores de Jesús son abiertos y lo reconocen, pero en ese momento Jesús desaparece.

“Entonces les fueron abiertos los ojos, y le reconocieron; mas el se desapareció de su vista.”

Lucas 24:31″

Sabes, muchas veces nos pasa lo mismo, vamos por la vida creyendo que Jesús no va con nosotros, realizamos las mismas rutinas de todos los días, Jesús nos habla, no nos percatamos que él habló, Jesús obra a nuestro favor y creemos que todo salió bien por lo fantásticos que somos, tenemos problemas y le reclamamos por no ayudarnos. Pero la verdad es que él va caminando con nosotros todo el tiempo.

Me pregunto cuántos problemas no tuvieramos si lo hubieramos visto en el camino ¿Cuántos matrimonios no se hubieran acabado si se hubieran percatado que él estaba en medio de ese camino? ¿Cuántos vicios se hubieran evitado si lo hubieran escuchado en medio del camino? ¿Cuántas muertes no hubieran ocurrido si le hubieran preguntado en medio del camino?

Nos acercamos a Él cuando ya llegamos a Emaús, mientras que Él va todo el camino con nosotros. Te invito a que abras los ojos antes y disfrutes de su compañía. Creeme el viaje se hace más ameno cuando estamos conscientes de que el va con nosotros.

abril 12, 2009 at 11:33 pm 4 comentarios

¿Por qué motivo llora Dios todos los días?

Mi amigo Sanca, es un argentino que decidió venir a Guatemala a hacer ministerio misionero con jóvenes universitarios. Hace ocho años su hijo murió de cáncer en la sangre, siendo éste tan solo un niño.

El recuerda que un día al lado de la cuna del hospital, oía a su hijo llorar fuertemente por el dolor, mientras a él se le desgarraba el corazón por el sufrimiento del pequeño. En su dolor y desesperación le dijo a Dios: “¿Para esto me trajiste a Guatemala? ¿Para ver sufrir a mi hijo?”. Recuerda que en su interior una voz le dijo: Comprendo tu dolor, así como tu lloras por tu hijo yo lloro por cada una de las personas que no quieren recibirme en su corazón.

Imagina el dolor que siente un padre de ver sufrir a su hijo. Ese mismo dolor siente Dios por tí. Porque aunque tú no lo sepas, tu vida no está completa si no tienes una relación real con Dios. No simplemente creer en Dios, o pedirl cuando necesitas de Él. No, me refiero a una relación plena, de amistad, que tu permitas que entre a tu corazón y cambie tu vida. Tal vez te de un tanto de miedo, pero creeme, Cristo en el corazón es la vacuna necesaria para detener el cáncer espiritual de la humanidad. El pecado.

Dios te ama tanto, que dio a su hijo Jesús para que muriera en la cruz por tí. Permítele hoy entrar a tu corazón.Jesús llora

noviembre 24, 2008 at 8:18 pm 8 comentarios

Justicia no es lo mismo que igualdad

 ¡No es justo! Son las palabras de un niño cuando ve que sus padres le dan algo a su hermano que a él no.

Supongamos que una familia tiene dos hijos, un niño muy tranquilo y obediente, el otro es uno de esos terremotos que todos conocemos, de esos niños que parecieran que un tornado va detrás de ellos y que arruinan todo lo que tienen a su paso. El padre le compra un carro de control remoto al primer niño, sin embargo no puede comprarle el mismo carro al segundo, porque este niño rápido lo arruinaría. A él le compraría otro tipo de juguetes, algo de goma o resistente a los golpes.

Si te das cuenta este padre no sería equitativo, sin embargo no podemos decir que es injusto. Ya que le da a cada uno de sus hijos lo que ellos necesitan en base a sus cualidades y características.

Dios es exactamente igual, no es injusto, sin embargo todos sabemos que nos da o pide cosas diferentes a cada uno. Es por eso mismo que nuestra relación con él es personal, individual, porque el nos trata de una forma individual. Nos da una visión individual, un propósito individual, dones individuales, llamados individuales y por eso mismo también nos corrige de forma individual.

En el libro de Juan se nos relata que luego de la resurrección, Jesús se le aparece a sus discípulos y platica con Pedro, él le pregunta que qué será de Juan en los próximos días. La respuesta de Jesús es clara y contundente:

“Si yo quiero que él permanezca vivo hasta que yo vuelva, ¿a ti qué? Tú sígueme no más.”

Juan 21:25

La respuesta de Jesús fue clara. Debemos preocuparnos por seguir al maestro, por tener una comunión con Él cada día, sin importar lo que le pida o deje de pedir a los demás, sin comparar nuestra vida con la de los demás. Vive tu vida al máximo con Dios y deja a los demás que vivan la suya.

noviembre 17, 2008 at 6:49 pm 1 comentario

¿Por amor o por temor?

Hace unos días, cuando me dirigía a mi casa en el transporte público, se subió una mujer a hablar de Dios. Siempre me han parecido admirables las personas que hacen esto, porque son muy pocos los que tienen las agallas de hablarle de Dios a un público desconocido por completo.

Sin embargo, hay algo que a mi forma de pensar es erroneo en la mayoría de personas que hacen esto. Por lo regular hablan del arrepentimiento, porque el castigo de Dios viene pronto, porque el juicio de Dios espera a los que no le buscan, porque todos los que no lo tienen en su corazón se van a ir al infierno.

No es que niegue las verdades bíblicas con respecto a estos temas, simplemente no creo que deba ser el enfoque de su discurso, considerando que el enfoque de Cristo siempre fue el amor.

Por supuesto que en su momento Cristo habló del Juicio, pero basta leer los evangelios para darse cuenta que el enfoque principal de Cristo era “Ama a Dios sobre todas las cosas y a tu prójimo como a tí mismo”. Cristo también hablaba en lugares públicos acerca de la voluntad de Dios para el hombre, pero se enfocaba en buscarle por amor y no por temor.

El que busca realmente a Dios, debe hacerlo por amor, por fe, porque creen en Él. Si lo busca por temor al futuro o a lo que le depara su eternidad, entonces no lo busca realmente. No es lo mismo estar al lado de alguien porque se le ama y se le respeta a hacerlo por temor. Eso no es una búsqueda auténtica de Dios.

Dios está interesado en tu corazón y en tu vida, desea que le que le ames “con todo tu corazón, con todas tu mente, con toda tu alma y con toda tus fuerzas.”

noviembre 15, 2008 at 6:33 pm 2 comentarios

Un vacío que sólo Dios puede llenar…

Te despiertas deseando que la noche dure un poco más, te levantas corriendo, hay que ir a trabajar y no se puede llegar tarde. Desayunas apresuradamente (si es que desayunas), sales de tu casa a toparte con el tráfico y te estresas dentro de tu carro. Por fin llegas a tu trabajo y te ponés a hacer lo que mejor sabes, te gusta tu trabajo. Regresas a casa a estar con la familia. Todo parece que tienes una buena vida…

Despiertas en la mañana pensando en lo aburrido de tu vida, no sabes que te depara el día de hoy, no tienes rumbo así que sales a perder el tiempo con tus amigos. Vives de fiesta en fiesta y te sientes bien mientras te diviertes…

Como cada mañana sales a estudiar, te sientes bien con tus estudios, tienes sueños y metas que cumplir y el tiempo no perdona así que hay que darse prisa. Te sientes exitoso en lo que haces…

Cada mañana te sientes derrotado y un completo fracaso, pareciera que no has logrado nada en tu vida y no sabes como empezar a darle un giro por completo, esto te sume en la depresión cada día más, tal pareciera que todo está perdido…

Hoy por la mañana le das gracias a Dios por un día de vida más, sabes que la lucha contra esa enfermedad que te quiere eliminar ha sido dura, pero te sientes bien de poder respirar de nuevo y poder ver la luz del sol por tu ventana…

En sus marcas, listos, fuera, directo a la iglesia desde que te levantas. Te agrada saber que activas mucho en ella, la gente se da cuenta de tu trabajo y te lo reconoce constantemente, sientes el cariño y el aprecio de cada miembro de tu comunidad, tal parece que Dios prospera tu ministerio…

Un día más en soledad, siempre en busca de tu pareja perfecta; pero tal pareciera que nadie ha nacido para tí, pero siempre guardas la esperanza de que aparezca esa persona especial que te ame y acepte como tú eres y que te haga subir al cielo con tan solo oír su voz…

Tipos de vida distintos ¿No te parece? Todos las personas viven vidas completamente diferentes, pero todos, absolutamente todos en una noche obscura en la que no podemos dormir, hemos pensado acerca de nuestra vida y aunque sea una vez hemos meditado en el sentido que tiene vivir, no podemos dejar de pensar en que todo eso que nos emociona, entristece, nos hace feliz, nos enoja, nos hace sentirnos bien, absolutamente todo, no es suficiente, seguimos teniendo un vacío en nuestro interior que a pesar de que hemos buscado con que llenarlo no lo hemos logrado.

Y pensamos qué puede ser lo que lo llene, lo buscamos en el éxito profesional, en el bienestar familiar, en el reconocimiento, en la diversión, en la soledad, en el autoconocimiento, pero nada funciona ¿no es cierto?

Esto me ha pasado a mí, me pasó muchas veces, pero encontré a alguien que realmente vino a llenar mi vida, que le dio un nuevo enfoque, nueva vida, nuevas energías, nuevo propósito, una nueva forma de pensar y de ver la vida. Ese es Jesús. ¿Sabes? Él habló precisamente de esta situación que todo ser humano enfrentamos y contó una historia:

Dos hombres querían construir su casa, uno escogio hacer los simientos en la arena y otro en la roca (lo cual parecía ser mucho más difícil de lograr). Cuando ya ambos habían construido su casa hubo una gran tormenta y todo el lugar se hinundó, la casa que se había construido en la arena se cayó irremediablemente, pero la que se construyó en la roca siguió en su lugar como si nada hubiera pasado.

Las dos casas representan vidas diferentes, la arena son todas esas cosas que creemos que nos van a llenar ese vacío que todo hombre tiene en su corazón, pero que en algún momento de la vida nos hace sentir insatisfechos. La roca es Dios, Cristo mismo.

En serio, piénsalo, no tienes nada que perder. Solo si tu vida está dependiendo y depositada en Dios, tendrás ese vacío completamente lleno. Tal vez por eso estás leyendo este humilde artículo, Dios te está invitando a que lo tomes en cuenta en tu plan de vida y le des la prioridad de la misma.

Blaise Pascal, el famoso matemático lo dijo de la siguiente manera:

“Existe un vacío en el corazón de todos los hombres que no puede ser llenado por ninguna otra cosa creada sino por Dios mismo, el Creador”.

noviembre 6, 2008 at 10:37 pm 7 comentarios

Cuando tú y Dios hacen silencio

Cuando tú haces silencio
es porque no tienes tiempo de hablar con Él.
Cuando Él hace silencio
es porque está atento a cada paso de tu vida.

Cuando tú hace silencio
es porque estás cansado del día.
Cuando Él hace silencio
es porque está pendiente de tu sueño.

Cuando tú haces silencio
es porque la carga del pecado te acusa.
Cuando Él hace silencio
es porque quiere darte tu espacio.

Cuando tú haces silencio
es porque te sientes avergonzado delante de Él.
Cuando Él hace silencio
es porque está esperándote con sus brazos abiertos.

Cuando tú haces silencio
es porque tus obras han sido malas.
Cuando Él hace silencio
es porque sus obras ya te han hablado de su inmenso amor.

Cuando tú haces silencio
es porque simplemente no tienes ganas de hablarle.
Cuando Él hace silencio
es porque Él ya te está hablando a ti.

octubre 15, 2008 at 9:11 pm Deja un comentario

No eres reemplazable.

Sabías que eres único, tienes un conjunto de características que nadie más tiene. Tu forma de ser es inigualable, nadie más es exactamente igual que tú. Tu físico es inconfundible, nadie más es exactamente igual que tú.

Sin embargo, muchas veces tratas de hacerte de menos, de pensar en tus defectos y en tus errores, por eso no le crees a Dios lo que el quiere hacer contigo y a través de tí.

El plán de Dios para tu vida también es único, irrepetible. Si Dios te pide que hagas algo para él y tú no lo haces, nadie más lo podrá hacer por tí. Nos han vendido la idea por mucho tiempo de que para Dios somos importantes pero no impresindibles, sin embargo no creo que Él se haya tomado la molestia de venir a morir por alguien que podría sustituir por otra persona, por eso considero que esta idea es erronea.

Solo basta con visualizar (mentalmente, claro) la historia de Jonás. Dios le pide que haga algo que Jonás no quiere hacer, por lo que este huye hacia el lado contrario del plan de Dios para su vida. Dios pudo haber dicho: “éste se lo pierde, voy a escoger a alguien más”, sin embargo Dios acorraló a Jonás para que cumpliera su propósito. ¿Por qué? ¿Por qué Dios insistió con un hombre que le había demostrado no interesarle lo que Dios pensaba hacer con él? Pues la respuesta es sencilla, ese era el plan de Dios para la vida de Jonás, no era para nadie más. Lo único que Jonás hizo fue atrazar su propósito y con ello afectó su comunión con Dios.

Piensa por un momento, todo lo que Dios quiere que hagas y tu simplemente no quieres hacerlo:

  • ¿Cuántas personas están sin escuchar de Dios?
  • ¿Cuántos canciones no se han llegado a cantar?
  • ¿Cuántos libros no se han terminado de escribir (ni siquiera empezado)?
  • ¿Cuántas familias siguen ahogadas en problemas y aflicción?
Si Dios te está llamando, te desafio a que hagas frente a tu llamado y cumplas la obra que Dios te ha dado. Dios te bendiga.

octubre 11, 2008 at 9:50 pm 1 comentario

Tiempo de Actuar

En alguna prédica escuché esta historia:

“En un pueblo hubo una inundación, un señor muy cristiano por cierto se subió al techo de su casa, y estando allí oró: Padre, te pido me mandes ayuda, yo estaré confiado en este techo hasta que tú me rescates. Mientras el tiempo transcurría el agua iba subiendo de nivel. Cuando el agua llegaba a las ventanas de la casa pasó un hombre en una lanche y le dijo al hombre que subiera, este le dijo que no, que estaba esperando que Dios lo salvara. Unas horas mas tarde, cuando el agua llegaba al dintel de la puerta, pasó un grupo de personas en una barca y le insistieron en que subiera pero él muy seguro de sí mismo se negó a hacerlo porque estaba esperando a que Dios lo salvara. Cuando ya el agua estaba llegando a los pies de este hombre, pasó un helicóptero y con un altavoz le hablaron para que subiera mientras le tiraban una escalera. El hombre nuevamente se negó a subir. El agua siguió subiendo hasta que este pobre hombre murió ahogado. Al llegar al cielo y ver a Dios, lo primero que hizo fue reclamarle: “Yo creí que me ibas a salvar”, sin embargo Dios le dijo: Te mandé una lancha, una barca y un helicóptero, ¿Qué más querías?”

Muchas veces nos comportamos igual, oramos para que algo suceda en nuestras vidas y Dios escucha esa oración y pone en nuestras manos los recursos para que lo que pedimos sea una realidad, pero nosotros seguimos orando y orando y orando y nunca hacemos nada al respecto.

A Moisés le sucedió algo parecido, cuando sale de Egipto con todo Israel, el Faraón rodea al pueblo a la orilla del Mar Rojo, el pueblo empezó a quejarse porque creía que iba a morir, por lo que Moisés empezó a orar, esta fue la respuesta de Dios:

“Pero el Señor le dijo a Moisés: <<¿Por qué clamas a mí? ¡Ordena a los israelitas que se pongan en marcha! Y tú, levanta tu vara, extiende tu brazo sobre el mar y divide las aguas, para que los israelitas lo crucen sobre terreno seco.”

Exodo 14:16 (NVI)

Es muy bueno orar, Dios mismo nos dice que al que pide se le dará, pero hay un tiempo para orar y un tiempo para ACTUAR. No lo olvides.

diciembre 22, 2007 at 10:47 pm Deja un comentario

Ni yo te Condeno

¿Alguna vez has hecho algo malo sabiendo que lo era? ¿Te has sentido muchas veces culpable por algún acto cometido? ¿Te ha dado la impresión que Dios está lejos cuando fallas? ¿Te ha juzgado o simplemente tachado la gente de tu alrededor a causa de una decisión mal tomada?

Creo que todos hemos pasado por algo así. Sería una farsa si cualquiera de nosotros dice que esto nunca le ha pasado, somos humanos y como tal nos equivocamos y fallamos y, aún de estas cosas Dios saca provecho para que aprendamos y crezcamos.

Sin embargo, luego de la caída siempre hay gente que nos juzga, que nos critica y nos desvaloriza. Muchas veces en lugar de ayuda y comprensión nos econtramos con comentarios negativos y acusasiones que lejos de ayudarnos nos hacen sentir más cucarachas de lo que nos sentimos.

Esto no es algo nuevo, sucedía ya en la época de Jesús. La ley indicaba que si encontraban a alguien en fornicación este debía ser apedreado por el pueblo. En esta situación se encontraba una mujer de la época de Jesús. La llevan delante de Él para saber si aprobaba su lapidación. Cualquiera hubiera pensado que por tratarse del mismo Jesús, daría la indicación de matarla, sin embargo el escogió el amor y la aceptación. Les hizo ver a todas las personas que estaban alrededor que ellos no eran mejores que esta mujer y luego de que todos se fueron le dice “Ni yo te condeno, vete y no peques más”.

Posiblemente la gente te critique y te haga sentir mal, sin embargo debes saber que si acudes a Dios el te perdona y deposita su confianza en tí nuevamente, esperando que no peques más. Dime tú, si el mismo Dios, el Rey de Reyes te dice “NI YO TE CONDENO”, ¿Quiénes son entonces los que te acusan? ¿Vale la pena escucharlos?

julio 10, 2007 at 8:54 pm 1 comentario

Entradas antiguas


julio 2014
D L M X J V S
« feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Encuesta del Mes

No. de Visitas

  • 115,014

Enlaces Gráficos

Planeta de Blogs Cristianos Unión de Bloggers Hispanos blogs juegos y viajes directorio de weblogs. bitadir Blogarama - The Blog Directory la blogoteca directorio de páginas Web Religion Blogs - BlogCatalog Blog Directory Bitacoras.com BlogsVip.com - Ranking de Blogs - Los Mejores Blogs Blogs de Guatemala ”nomurmurar”

Blog Creado en:


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.